Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

La isla de los Blogs

Sobre mí

Mi foto

Venezolana, diecisieteañera, soñadora, apasionada, optimista. Éste es mi espacio, mi isla, donde los sueños y la Esperanza se hospedan. 

Sponsor

Like Us

¡Únete!

martes, 4 de febrero de 2014

Etiquetas:

Cómo ver el vaso medio lleno y no medio vacío



"Es tan ciego porque sólo ve lo que quiere ver". —John Lennon.

        Mi gran amigo Lennon siempre fue una persona muy sabia, creo fielmente en lo que ha dicho, y , no sólo porque le admire por sus ideales, sino porque yo misma he sido una auténtica intérprete metafórica de «aquel ciego que sólo ve lo que quiere», tengo un todo delante de mis ojos y todo este tiempo me había dedicado a ver por encima de ello, buscando más adelante, ansiosa porque vinieran cosas. Me victimizaba y reprochaba lo que no tenía y creía que me hacía falta. Estaba tan envuelta en mi propio ego que estaba olvidándome que todo lo que necesito y más ya lo tengo. La vida se trata de eso, no de conformarse, sino de saber que lo que tienes y a quienes tienes es lo que realmente necesitas para ser feliz, y muchas veces te sobra, porque la abundancia en este ámbito no se mide por la cantidad, sino por la calidad. He aquí donde también resalta la frase de unos de mis textos favoritos
Lo esencial es invisible a los ojos”. El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

        Y si, llevo tiempo sabiendo también que se debe mirar con el corazón y ver con los ojos, pero hasta ahora no lo había interiorizado. Solía ver el vaso medio vacío en lugar de medio lleno. 

       Iniciaré señalando que los responsables del que me haya dado cuenta de esto, son sencillamente mis seres queridos, familia y amigos. La familia estructuralmente representa los pilares de la vida, los pilares en los que tú te sostienes, es por ello tan esencial que sepas cuidar de ellos y amarlos incondicionalmente, porque puede llegar un terremoto y puedes asegurarte de que las columnas por lo mínimo se agrietan. Y sé tu también el pilar de los sucesores, para así todos juntos lograr constituir un edificio alto, resistente y anti-sísmico. Los amigos pueden ser tantas cosas como te puedas imaginar, para mí, son las acuarelas de la vida, son tan esenciales como el óleo al lienzo, la tinta al pergamino, le dan chispa a tu vida. Sin importar que tantas diferencias hayan, nunca te coloques a mirarlos desde su lado negativo, siempre piensa en ellos como esos globos de helio de tanta variedad de colores que te ayudan a volar, y sé tú también su globo de helio, dales lo mejor de ti sin esperar a cambio: eso vendrá por sí solo cuando tú menos te lo esperes. Deja de pensar en que no tienes lo que te mereces, date cuenta que Dios (o, cualquier Fuerza Mística en la que creas) nos da a todos lo que nos merecemos, y si sabes valorarlo y agradecerlo con humildad, tendrás en abundancia.  


        He llegado a una edad en la que afirmo desde hoy mismo (asumiendo que apenas ha transcurrido un día) es maravillosa, y no por las razones pomposas y populares que por todos lares se mencionan, sino porque he descubierto algo poderoso: La felicidad no es algo por lo que se lucha, ni algo que deba buscarse, la felicidad está sencillamente dentro de nosotros, cada quien elige si darse cuenta de que está ahí y aferrarse a ella y todo lo que en su conjunto conforma, o desperdiciar tiempo buscando en lugares donde jamás hallaremos otra cosa que sentimientos abruptos como rabia, dolor, rencor... 


       Y ahora que lo sé lo puedo poner en práctica. La vida puede ser una prímula en plena primavera, o una tormenta helada de invierno, los únicos capaces de decidir cómo vivir somos nosotros. Y nadie más. 




Libre como el ave.

0 comentarios: