Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

La isla de los Blogs

Sobre mí

Mi foto

Venezolana, diecisieteañera, soñadora, apasionada, optimista. Éste es mi espacio, mi isla, donde los sueños y la Esperanza se hospedan. 

Sponsor

Like Us

¡Únete!

martes, 9 de septiembre de 2014

Etiquetas: , ,

Cita de la semana: El Increíble Caso de Barnaby Brocket


Hace una semana terminé de leer un libro de lectura conjunta en el que me uní junto con otro grupo de blogueras, y no he escrito la reseña porque aún faltan algunas personas por terminar de leer; pero no me pude aguantar a postear la cita de la semana con una frase de uno de mis personajes favoritos del relato. (Marjorie, que le dio amparo a Barnaby cuando su mamá lo abandonó.) En la próxima reseña estaré explicando un poco lo que le pasa a Barnaby. 

Pues bien, ahora platicaré sobre la frase; ¿qué es ser normal? Después de consultar varios diccionarios y fuentes electrónicas de renombre, acabé encontrando siete significados posibles para esta palabra. El que más se adapta a este contexto es el siguiente: 

“Que se ajusta a cierta norma o a características habituales o corrientes, sin exceder o adolecer”[Cita textual del Diccionario General de la Lengua Española Vox]  

Entonces, basándonos en esto decimos que ser normal es cumplir una serie de hábitos sin alterarlos de ninguna manera. Estas normas o características habituales se aplican en las sociedades, y se fijan de acuerdo a ciertos principios como la cultura, la tradición, las creencias, la ética y los valores morales. 

Por lo tanto, esto convierte en ser normal algo subjetivo, y eso es claramente lo que dice en la frase. No todos tenemos la misma versión de lo que es normal (y gracias a Dios, porque si no, imagínense, todo sería aburridísimo)  pero lo que debemos entender es que eso está bien, es imposible encajar en todas las normas o patrones; y por eso es que para mí, o todos somos normales o, nadie lo es. Sí, lo sé, puede sonar muy extremista, pero decir que alguien no tiene un comportamiento normal sólo porque eso no se adapta a nuestra serie de creencias, es prejuicioso. Además, ¿quién quiere encajar cuando se puede tener un poco de todo? Ser normal está algo gastado y es anticuado. Muchas personas se obsesionan tanto con ser normales que acaban rechazando a las personas que no lo son (para ellos). 

Abrir la mente, es el primer paso para no ser normal. 

Libre como el ave. 

0 comentarios: