Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

La isla de los Blogs

Sobre mí

Mi foto

Venezolana, diecisieteañera, soñadora, apasionada, optimista. Éste es mi espacio, mi isla, donde los sueños y la Esperanza se hospedan. 

Sponsor

Like Us

¡Únete!

lunes, 16 de marzo de 2015

Etiquetas: ,

Tiempo muerto








      El doctor me ha dicho que mala memoria no es; que de hecho, mi actividad cerebral es bastante frecuente. El estrés lo descarté hacía tiempo ya. Drogas, no las he estado consumiendo (aunque ya no sería mala idea), entonces, un problema por fuga de neuronas definitivamente no es. ¿Falta de inspiración visual? ¡No! He visto los mejores paisajes y ni siquiera he podido sacarles el jugo. ¿Jugo? ¿Será que necesito azúcar? No, tampoco, mi sistema está en "óptimas condiciones" —para el médico— yo insisto. 

     ¿Qué puede ser aquello que me ha estado robando el sueño y el apetito y la memoria y la creatividad y el deseo y la pasión? Me declaro en estado de coma emocional: no me muevo, no sueño, no sonrío, no me inmuto ante nada. El viento ya no roza mi piel y la ropa ya no me ajusta. ¿Me estaré desvaneciendo? No, porque tampoco envejezco, ni se me cae el cabello; mi rostro no se ha tornado rosa pálido y no tengo aroma ni sabor. 

      No me pasa el tiempo, no distingo entre el día y la noche. No sé que día fue ayer ni qué es el hoy. Tan sólo transito entre mi rutina, hago lo que debo, el café por la mañana (que ya no sabe a café), la ducha tibia, los zapatos de oficina, mi cubículo de 4x4 y la pantalla del ordenador.

      La luna ya ni mengua, ni crece, ni se llena. Las únicas que me han seguido el pulso y el paso, son las estrellas, porque desde allá arriba, donde no las puedo alcanzar, entretienen mi alma; me mantienen pendiendo de un hilo, para hacerme creer que no vivo en aquel hoyo; aquel hoyo donde el tiempo, está muerto. 

0 comentarios: